ROMERÍA DE SANTA MARTA DE RIBARTEME

Romería de interés turístico

La Romería de Santa Marta de Ribarteme se celebra cada 29 de julio.

La secular trayectoria y sus hechos diferenciales, donde perviven formas ancestrales, suscitan la curiosidad de propios y extraños. En su origen subyace un componente del alma gallega que busca respuestas a las complejidades de la vida en el ámbito espiritual.

Devoción a Santa Marta

La devoción a Santa Marta es una manifestación de fe en la intercesión de quién gozó de la confianza de Jesús de Nazareth. La plegaria de Marta solicitando la intervención de Jesús para que volviera a la vida a su hermano Lázaro, hace de Marta, al concederle la gracia de la resurrección de su hermano, la intercesora ideal para suplicarla en los momentos críticos de la vida.

Plegaria que entonan los romeros cantores que cada año peregrinan al santuario de Ribarteme. “Virxen Santa Marta, reina de la gloria, todo el que se ofrece, sale con victoria”; Virxen Santa Marta, estrela do norte, que lle deu a vida ó que estivo á morte”

Origen y tradición

La Romería de Santa Marta de Ribarteme es una celebración anclada en el tiempo, cuya primera mención escrita se sitúa en el 1700, cuando el Obispo Anselmo Gómez de la Torre insta al abad de Ribarteme a reparar la capilla original, cuya reforma  fue llevada a cabo en 1722. La mencionada capilla sería sustituida en 1805 por el actual templo, según describe el historiador Fco. Ávila y La Cueva en su “Hª civil y eclesiástica de la ciudad de Tui y su Obispado” y asimismo recoge Aquilino González Santiso en su  obra sobre “Heráldica en las iglesias del Obispado de Tui”.

No obstante, las raíces de esta Romería se hunden  en el Medievo. Hidalgos regresados de las Cruzadas; monjes de las órdenes religiosas llegados por el camino de Santiago, o la supremacía  que ejercía  la archidiócesis de Braga en la zona, pudieron ser caminos de llegada hasta el Valle del Termes, situado en un supuesto itinerario sacro, denominado “camiño dos frades”. Utilizado, según la tradición, por la reina Santa Isabel de Portugal en su peregrinación a Compostela en 1327 y 1335.

Manifestación de vida y fe

Miles de peregrinos visitan cada año el Santuario de Santa Marta de Ribarteme, para pedir la intercesión de la venerada Santa en su auxilio, o de familiares y allegados; o bien agradecer los favores recibidos en episodios de difícil tránsito de la vida.

Cada 29 de julio los devotos cumplen sus promesas asistiendo desde primeras horas a los oficios religiosos. Con el avance de la mañana se va sucediendo la llegada de los ofrecidos amortajados, portando sus cirios y, si es el caso, a su lado, los ataúdes que procesionarán más tarde, secundados por el “canto de los romeros”, tríos de voces que entonan plegarias por la intervención de la Santa en favor de los ofrecidos.

La procesión que se desarrolla a mediodía, es el ritual presidido por la imagen de Santa Marta, seguida por devotos que, bien amortajados, portando cirios, de rodillas, descalzos o metidos en ataúdes, buscan en el sacrificio el fortalecimiento de su espíritu.

El desfile procesional es seguido en su recorrido por otros muchos visitantes que observan con admiración este ritual. Al conjunto escénico, se suman también quienes ponen interés en el “pulpo á feira” o acuden al concierto de una Banda.

Hechos diferenciales

La fiesta mayor de una recóndita aldea gallega se convirtió, a lo largo de los siglos, en una romería universal de interés turístico, donde permanecen formas ancestrales, apreciadas por los estudiosos de la antropología social, reporteros y literatos.

1 – “Os Cadaleitos”

El simple calificativo de “la romería de los muertos” que fue calando socialmente, lo explica. Los devotos de Santa Marta protagonizan “unha procesión de cadaleitos”.

Ataúdes en procesión, con los ofrecidos vivos en su interior, a hombros de familiares y amigos, siguiendo la imagen de Santa Marta, para solicitar su intervención en favor de sí mismos o de un familiar enfermo grave.

Esta manifestación de carácter ancestral suscita la curiosidad de la antropología y llevó al rotativo británico The Guardian a catalogarla como una de las celebraciones más curiosas del mundo.

2 – “Os Romeros cantores”

Los ofrecidos a Santa Marta “envían” como mensajeros de sus ruegos a unos cantores en formación de dobles tríos, formados cada uno por dos mujeres y un hombre, que a medida que se acercan al santuario entonan las plegarias que repetirán durante la procesión.

Esta plegarias, en estilo “alalá”, constituye un auténtico repertorio literario, de carácter juglaresco digno de escuchar.

3 – “As mortallas”

Son los ofrecidos, devotos y peticionarios de favores a Santa Marta que acuden a las celebraciones eucarísticas enfundados en sudarios o mortajas, para caminar durante la procesión junto a la Santa con sus velas de cera en mano, algunos de rodillas e incluso descalzos, poniendo en valor sus sacrificio.

4 – “Os poxos”

A lo largo del recorrido que protagoniza la imagen de Santa Marta en procesión por el santuario, portada a hombros de los devotos, se van sucediendo los portadores previo donativo a la Santa, fieles a un código de relevos no escrito y admitido por todos.

Siempre ha suscitado gran interés entre los seguidores ser el último en adentrar la imagen en el templo, dispuestos a depositar la oferta mayor, en la subasta o puja que se establecía ante las puertas del templo, al remate de la procesión.

Este ritual se iniciaba a la voz del conductor “devotos de Santa Marta polos banzos dianteiros”, adjudicando a la de tres, al mejor postor, el derecho a meter la imagen.

A continuación, y de igual manera, repetían los “banzos traseiros”. Siempre eran mejor valorados los delanteros, en ocasiones muy solicitados por emigrantes de América.

Una costumbre caída en desuso, por prohibición de los administradores eclesiásticos.

También recibieron la denominación de “poxos”, la subasta de animales y enseres donados a la Santa que, cada tarde del día 29, se realiza ante los asistentes, quedándose con la pieza el mayor postor. Terneros, potros, corderos, gallinas, fueron habituales todavía en estas subastas a lo largo del siglo XX

5 – “Os andores”

En décadas pasadas las imágenes de los santos que acompañaban a Santa Marta en procesión, eran revestidos con ornamentos florales. De similar decoración vegetal, posiblemente de influencia de la tradición portuguesa y la proximidad de los “maios”, la procesión de Santa Marta de Ribarteme, exhibió en décadas pasadas, ramos y “espadañas” florales portadas por jóvenes del lugar, que aportaban una significación de vital colorido, en contraste con los “cadaleitos” que les seguían.

Otra costumbre caída en el olvido.

Rastro literario

La Romería de Santa Marta de Ribarteme esconde un importante componente cultural que no ha pasado ajeno a escritores y literatos. Desde el nobel de literatura Camilo José Cela, hasta el escritor novel Ibon Martín, han sido muchos los que no han resistido la tentación de pisar el santuario de Ribarteme y dejar huella en sus obras de la Romería de Santa Marta. Sirva de testigo esta pequeña muestra que relacionamos a continuación.

  • El escritor Victor Lis Quibén publica en 1951 un compendio de la Romería.
  • El Nobel de Literatura Camilo Jose Cela dedica en 1952 el primer capítulo de su libro de viajes “Del Miño al Bidasoa” a la Romería de Santa Marta.
  • En 1992 TVE produce y emite una serie basada en dicha obra.
  • Previamente, ya había elevado a la pantalla de cine un documental de Santa Marta el tudense Estévez Piña.
  • En 1967 El escritor Eliseo Alonso lleva esta romería a las páginas de su libro “Bajo Miño y Costa Sur”
  • En 1970 es Ramón Otero Pedrayo quien incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Historia de Galiza”.
  • Álvaro Cunqueiro en la Guia Turística publicada por Everest en 1978 “Pontevedra Rias Bajas”, también recomendaba visitarla al paso por el Condado
  • En 1988 el escritor Antonio Fraguas incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Romerías y Santuarios”.
  • La imagen de Santa Marta de Ribarteme es portada del volumen 10, de la Gran Biblioteca Temática de Galicia, con el título “De las creencias paganas a las devociones cristianas. Santuarios gallegos contra los males del alma y del cuerpo”, publicada en el 2007
  • Pemón Bouzas y Xosé Antón Domelo optan en su obra “Mitos, ritos y leyendas de Galicia”, por el calificativo de “la romería de la vida”
  • Marcial Gondar Portasany. Antropólogo de la Universidad de Santiago analiza el fenómeno de Santa Marta de Ribarteme en su obra “Crítica da Razón Galega”
  • Carmelo Lisón Tolosana . Antropólogo de la Universidad Complutense, llega por primera vez a Ribarteme, con las primeras luces del 29 de julio de 1964, caminando de romero al santuario de Santa Marta.
  • Carlos Hernández, sociólogo, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas, es asiduo de esta Romería cuya interpretación ha llevado a sus escritos literarios.
  • El escritor Ibon Martín, considerado el maestro vasco del suspense, sitúa en la Romería de Santa Marta de Ribarteme,  parte de la trama de su novela “La danza de los tulipanes”, publicada en 2022.

Impacto mediático

La Romería de Santa Marta de Ribarteme ha sufrido el impacto de los medios de comunicación y redes sociales. El beneficio recibido por la enorme proyección internacional no compensó quizás el daño ejercido por la tergiversación de su significado, donde el valor de lo auténtico se ha visto superado por la avidez de espectáculo. La promesa del que busca consuelo y esperanza como valor primigenio de la Romería, no puede ser suplantada por una performance atractiva.

  1. El corresponsal de The New York Times, para España y Portugal, Raphael Minder, llevaba a sus páginas  de agosto del 2017 la Romería de Santa Marta, bajo este titular: “El pueblo donde los vivos se meten en ataúdes para agradecer que no se han muerto”. De su contenido extraemos este fragmento que eleva la Romería de Santa Marta de Ribarteme al nivel de Lourdes o Fátima: “La marcha funeraria, que data del medioevo, es un ejemplo del fervor pagano y religioso en Galicia, donde abundan leyendas acerca de poderes curativos de brujas locales, o meigas. Aunque el festival de esta aldea es inusual, la curación —tanto física como espiritual— está en el núcleo de algunos de los principales peregrinajes católicos del mundo, como el de Lourdes en Francia y Fátima en Portugal.”
  2. El Periódico británico The Guardian incluyó la Romería de Santa Marta entre las manifestaciones más singulares del mundo, situándola en segundo lugar y convirtiéndola en la única de toda España que logra un hueco en la curiosa lista.
  3. La Fotógrafa inglesa Bridget Smith, en el 2012 sitúa en Londres el estreno de un documental sobre la Romería de Santa Marta de Ribarteme, bajo estas explicaciones: “lo que es evidente, lo que sucede en Santa Marta, lo que me ha llamado la atención, es el elemento cultural que la rodea. La cultura gallega y esa relación con esa comunicación para poder llegar a entender el renacimiento que conlleva esa “fiesta”: la vida después de la muerte”…, “Me atrajo la relación entre la vida y la muerte y, una vez aquí, eso me ha fascinado. Quería conocerla personalmente, grabar y observar esta estructura y poder ver la relación con esa resurrección”.
  4. En el año 2013 La National Geographic desplaza hasta Santa Marta de Ribarteme un equipo de TV para revivir la procesión

Estas cuatro citas que reflejan la fascinación que suscita hoy en los medios de comunicación internacionales la Romería de Santa Marta de Ribarteme pudieran situarnos ante una celebración reciente aupada por los Media, sin embargo la Romería de Santa Marta es fruto de una larga tradición secular. Tirando de hemeroteca encontramos previamente en la literatura y en el cine, páginas que se ocupan de una celebración que hunde sus raíces en lo más profundo del sustrato cultural gallego.

Fechas de referencia en la Romería de Santa Marta de Ribarteme

La Romería de Santa Marta de Ribarteme ha sufrido el impacto de los medios de comunicación y redes sociales. El beneficio recibido por la enorme proyección internacional no compensó quizás el daño ejercido por la tergiversación de su significado, donde el valor de lo auténtico se ha visto superado por la avidez de espectáculo. La promesa del que busca consuelo y esperanza como valor primigenio de la Romería, no puede ser suplantada por una performance atractiva.

  • 1700 Mención histórica de la Romería de Santa Marta. El Obispo Fray Anselmo Gómez de la Torre insta al abad de Ribarteme a que arregle la capilla con los donativos de los romeros.
  • 1722 Reedificación de la antigua capilla por el abad de Ribarteme D. Jacinto Gil Araújo comisario de los santos oficios.
  • 1808 Inauguración del nuevo templo parroquial que cobija la imagen de Santa Marta, construido sobre la antigua capilla.
  • 1907 Un emigrante dona y envía desde Brasil la cruz de plata que preside la procesión de Santa Marta.
  • 1908 Construcción del anexo al templo, denominado “Casa da Santa”.
  • 1920 Construcción de muros de contención y escaleras en piedra en el Santuario.
  • 1939 Incendio  que destruye el templo a 4 días de la celebración de la Romería. 40 aserradores desplazados al monte  y otros operarios lo recuperan para la fiesta.
  • 1951 El escritor Victor Lis Quibén publica el primer compendio de la Romería.
  • 1952 El escritor Nobel de Literatura Camilo Jose Cela dedica el primer capítulo de su libro de viajes “Del Miño al Bidasoa” a la Romería de Santa Marta.
  • 1944 Aquilino Carballo Durán, funcionario de la embajada española en Lisboa, donó las coronas de plata, que luce Santa Marta en su altar, y en 1960 la de oro, que porta la imagen de Santa Marta en procesión.
  • 1967 El escritor  miñoto Eliseo Alonso lleva esta romería a las páginas de su libro “Bajo Miño y Costa Sur” (premio nacional “virgen del carmen” Madrid 1968).
  • 1970 El escritor Ramón Otero Pedrayo incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Historia de Galiza”
  • 1975 Construcción de una fuente en piedra con manantial natural.
  • 1980 El Concello de As Neves declara el 29 de julio Fiesta Local.
  • 1988 El escritor Antonio Fraguas incluye la Romería de Santa Marta en su obra “Romerías y Santuarios”.
  • 1980 Acondicionamiento de un área forestal con árboles, mesas en piedra, barbacoas y fuente, presidida por un cruceiro en piedra.
  • 1982 Ampliación de zonas de aparcamiento en la parte alta del santuario para acoger autobuses de romeros.
  • 1992 TVE produce y emite una serie basada en la obra del Nobel Camilo José Cela “Del Miño al Bidasoa”, cuyo primer capítulo se centra en la Romería de Santa Marta.
  • 1995 Pavimentación en piedra natural del atrio que rodea el templo.
  • 1998 El fotógrafo compostelano Tino Martínez, asiduo de Santa Marta, lleva a su álbum “Ex -votos”, publicado por la Xunta y USC, las imágenes de la romería.
  • 2001 Los locutores y guionistas de la TVG Pemón Bouzas y Xosé Domelo, respectivamente, incluyen la Romería de Santa Marta en su libro “Mitos, ritos y leyendas de Galicia, la magia del legado Celta”.
  • 2004 El emigrante en Madrid, Modesto Gómez Marino, donó una imagen pétrea de Santa Marta, a tamaño natural, que preside el Santuario, obra de un escultor holandés.
  • 2007 La imagen de Santa Marta de Ribarteme es portada del volumen 10, de la Gran Biblioteca Temática de Galicia, de varios autores, con el título “De las creencias paganas a las devociones cristianas. Santuarios gallegos contra los males del alma y del cuerpo”.
  • 2008 Colocación de dos cruces en piedra y placa conmemorativa de la beatificación del Padre Manuel Gómez y Adilio, nacido en los aledaños del Santuario de Santa Marta y venerados en Brasil,donde sufrieron martirio.
  • 2008 Visita al santuario de una representación de la diócesis brasileña del Alto Uruguay.
  • 2010 Construcción de baños y servicios para una mejor atención a los romeros.
  • 2010 El Periódico británico The Guardian, incluye la Romería de Santa Marta entre las celebraciones más raras del mundo, colocándola en 2ª posición del ránking.
  • 2011 Donación por un emigrante en Madrid de una nueva talla de Santa Marta en madera de fresno.
  • 2011 La fotógrafa inglesa Bridget Smith visita Santa Marta seducida por su singularidad.
  • 29-07-2012 La Romería de Santa Marta es imagen de portada del cupón de la ONCE, distribuido por 21.000 vendedores.
  • 2011 Apertura de nuevo acceso al oeste para entrada y salida de vehículos al santuario.
  • 2012 Reconstrucción de “A Fonte da Santa” incorporando un bajorrelieve de Santa Marta.
  • 2013 La National Geographic desplaza hasta Santa Marta de Ribarteme un equipo de TV para seguir la procesión.
  • 2017 El corresponsal para España y Portugal del The New York Times, Raphael Minder, visita Santa Marta de Ribarteme el 29 de julio  para realizar un amplio reportaje  publicado en  agosto del 2017
  • En 2022 el escritor vasco Ibon Martín, publica su obra “La danza de los tulipanes”, en la que cita la Romería de Santa Marta.